Té pasión turca

Un atardecer junto al río Bósforo, en el Cuerno de Oro, a la sombra en un café turco oyendo la llamada del Almuédano a la oración… y en la mano un vaso curvo de vidrio con un té de manzana y unas ramas de canela… ¡Qué magia se respira en Estambul! Como siempre acostumbro a decir el té es mucho más que una bebida, y gracias al té se puede viajar. Un sabor, un aroma, un perfume… traslada fácilmente nuestra mente a cualquier rincón del mundo.

Del té que te quiero hablar es un té que poco a poco ha ido conquistando a todos lo que lo han probado. Inspirado en los sabores del país, que mi paisano Antonio Antonio Gala llevó a plasmar con pasión en papel, nace esta receta en base de Pu Erh, o té rojo como se conoce popularmente en España.

Las proporciones, evidentemente, son secretas, pero sus ingredientes son: Pu Erh, trozos de manzana, trozos de canela, cáscaras de naranja, esquinas de naranja y aroma. El blend de esta receta es maravilloso, sencillo pero delicioso. Un contraste de sabores frutales, cítricos y especiados, que perfuman y aderezan el sabor terroso del Pu Erh. Si has tenido la suerte de viajar a Turquía verás que el té de manzana turco es consumido en cada rincón, en cada calle y mercado. La idea, en esta ocasión, era reducir la dulzura de la manzana con las características notas del té y el cítrico de la naranja, la canela perfuma y especia conformando este té bautizado como Pasión Turca.

¿Y tú lo has probado ya? Búscalo en tu tienda más cercana, siéntate relajado con la espalda hacia atrás, cierra los ojos, toma un trago y respira profundo… solo déjate llevar…

84986 – Pu Erh Pasión Turca

Pin It on Pinterest