Té verde en cajas del agricultor


 

En muchas ocasiones, sobre todos aquellos que se inician en el mundo del té, encuentran un problema con el sabor de su té verde: el amargo sabor que les hace juzgar que a ellos no les gusta el té. ¡Realmente esto no es un problema! Seguro que se debe en gran parte al método de preparación. Aquí te explicamos unos consejos para preparar el té verde de modo que sea lo más placentero al paladar:

  1. En primer lugar, utiliza té a granel, es decir hojas de té. El té verde en bolsita está hecho con diminutas partículas llamadas dust (polvo en inglés) Estas partículas entran en contacto con el agua y se disuelven fácilmente haciendo que el té adquiera ese sabor amargo.
  2. La temperatura del agua. ¡Atención! La temperatura del agua, en el momento de la infusión, debe de estar entre 70ºC y 80ºC, si está a más temperatura, además de estropear la hoja, nuestro té se convierte en amargo al paladar.
  3. Tiempo de infusión. El tiempo de la infusión de las hojas debe de estar entre 2 y 3 minutos. Con dos minutos está suave, con 3 el sabor es más intenso, pero cada segundo que pasa de los 3 minutos hacen que la astringencia vaya creciendo.

Estos 3 sencillos consejos harán que tu té verde tenga el sabor perfecto y que te hagan estar deseando tomar una taza tras otra.

Pin It on Pinterest