Romero

Rosmarinus officinales

Otros nombres: Romaní, Erromeru, Alecrim

El Romero es un arbusto que puede alcanzar los 2 metros de altura. Su tallo está lignificado y los que van naciendo más nuevos, tienen vello que pierden conforme van creciendo. Las flores son de color azulado-morado y nacen en las axilas de las hojas. Estas flores permanecen prácticamente todo el año en la planta.

Las flores se recolectan entre los meses de abril y julio, y se secan a la sombra en un lugar bien airado. Después se pueden conservar guardadas durante un año, siempre que la conservación sea correcta como en un envase de cartón o papel, pero nunca en cristal o plástico. El romero se puede reproducir por semillas o por esquejes.

Propiedades del Romero

El romero tiene numerosas propiedades, pero hay 3 que destacan por su eficacia:

  • Antiséptico
  • Analgésico
  • Cicatrizante

Es rico en flavonoides, ácidos fenólicos, y minerales como potasio, magnesio, zinc y cobre.

La medicina tradicional ha empleado el romero en infusión o junto el té para casos de ansiedad, o como protector del riñón, hígado o del corazón. Si lo tomamos solo en infusión, unas cinco cucharas de hojas por litro, nos ayudará para aliviar los ataques de tos, también se emplea como alivio para las menstruaciones dolorosas y para casos de anemia. Además el romero es diurético y ayuda a luchar contra las caries.

Su uso externo junto alcohol es muy conocido por sus propiedades relajantes para músculos.

Romero para la memoria

Recientemente la universidad de Northumbria, en Newcastle se ha hecho un estudio en el que se ha concluido que el aceite esencial de romero aumenta las probabilidades de recordar una fecha señalada o alguna actividad cotidiana como tomar un medicamento a cierta hora. Puedes ver el estudio en la web de la universidad aquí: Estudio sobre el romero universidad de Northumbria

El romero en té o en infusión

La hoja del romero tiene un sabor levemente picante, pero sobre todo es muy aromática. Sus efectos en el son tonificantes, su aroma embriagador, despierta la mente y la relaja al mismo tiempo. Irá bien sobre todo con tés blancos y verdes, en los que el sabor del té se fusionará con el del romero, eso si, la cantidad debe de ser calculada correctamente, pues el exceso de romero anulará el sabor del té. El romero en si es muy antioxidante, por lo que juntado al té se crea un bebida ideal para el cuidado del organismo.

Pin It on Pinterest