Barco en el puerto por excelencia del té, en Hamburgo

 

Los europeos conocieron la existencia del a finales del siglo XV, cuando la naves portuguesas arrivaron a las costas de la India, un país en el que su consumo estaba muy difundido. Sin embargo, no será hasta el siglo XVII cuando el té comience a comercializarse en Europa.

Concretamente, en 1610, el primer cargamento de té fue introducido en barcos neerlandeses con rumbo hacia el puerto de Amsterdam. Aproximadamente en 1650, se difunde su uso medicinal en Alemania y a mediados del XVIII comienza en la Baja Sajonia la importación directa del té en el país teutón. También a mediados del XVII se establece una línea comercial de caravanas entre China y Moscú, y poco después, Inglaterra se inicia en el negocio de la producción del té adquiriendo un monopolio sobre esta que duraría hasta 1883. Sin embargo, la cultura del té no arraigó con la misma fuerza en todos los países europeos. En algunos como Francia o España su uso no se popularizó hasta finales del XIX o bien entrado el siglo XX; países donde, en un principio, su consumo se debía más a cuestiones de estilo o de moda que a una concienciación en torno a sus cualidades o a una auténtica inclusión cultural.

Debido al elevado precio de las primeras exportaciones, su consumo era prohibitivo para las clases medias y bajas, quedando  este reservado únicamente para la nobleza y la alta burguesía de los países europeos. Con el paso del tiempo, la devaluación de su precio lo hizo más asequible para todos.

En cuanto a los distintos tipos de té que se encuentran en este momento inicial en el viejo continente, la  primera variedad que se introdujo fue la de té verde, hasta que los ingleses adquirieron la instrucción necesaria para conseguir su fermetación  y convertirlo así en té negro, producto que era mucho más demandado en Europa.

Por último, una curiosidad: con el comercio del té se empieza a introducir en los mercados europeos la porcelana china, que servía para fabricar las originarias tazas de té sin asas en las que se servía el producto.

Pin It on Pinterest

Share This