Hay 3 conocidas leyendas que nos hablan del origen de esta milenaria bebida. Una por cada país de gran tradicción tetera: China (la más antigua), Japón e India. No obstante China es la considerada casa del té, lugar donde se cultivó por primera vez.

 

Shen Nung

En China se dice que fue el emperador Shen Nung (2737-2697 a.C.) uno de los 3 emperadores amarillos de China los cuales eran diosese que anteriormente vivieron como hombres para mostrar su sabiduría y conocimiento a la humanidad. Este emperador, llamado tambien el agricultor del cielo, bebía solamente agua hervida. Un día 3 hojas de té volaron con el viento y cayeron en su taza de agua hervida. Al ver el color dorado que dejaba en su taza decidió probarlo. Desde entonces siempre tomó esta bebida.

 

 

Bodhirdharma

 

En Japón la leyenda cuenta que el té fue descubierto por Bodhirdharma (495 d.C.). Cuenta la leyenda que un día meditando se le cerraron los ojos y se quedó dormido. Al despertarse sintió tal enfado que se cortó los párpados y los tiro al suelo. Estos echaron raices y creció un arbusto de hojas verdes. Al probarlo se dió cuenta que su cansancio desaparecía y se sentía revigorizado. De aquí también viene la palabra Cha que en japonés se utiliza tanto para té como para párpado.

 

En la India se cree que el misionero Darma fue quien descubrió el té. En su peregrinaje a China de siete años prometió dedicar las noches a meditar. Una vez que llevaba cinco años fue vencido por el sueño y en ese momento se levantó y paseó por las verdes plantas de té. Al probar sus hojas se sintió tan fuerte que pasó los dos siguientes años restantes a la peregrinación sin dormir.

 

Pin It on Pinterest