Recolectores de té

 

Mucha gente me pregunta, ¿qué diferencia hay entre un tipo de té negro y otro? ¿Un té negro de Darjeeling con la misma nomenclatura debe de saber igual aunque sean de diferentes jardines? ¿Si un Assam y un Ceylon se hacen con el mismo varietal, deben de saber igual, no?… ¡muchas preguntas las cuáles la respuesta casi siempre es no!

Que un té negro sea Darjeeling, Assam, Ceylon o de Tanzania, por decir algo, no quiere decir que sepan igual aunque se produzcan con el mismo método. Su aspecto, aroma y sobre todo su sabor, estarán marcados por 3 factores determinantes:

  1. Altitud. Cuanto mayor sea la altitud, más pequeñas serán sus hojas y sobre todo la cosecha. El té crece entre 300 metros y 2000 metros sobre el nivel del mar aproximadamente.
  2. Clima. El clima es fundamental. Por norma, el té necesita de la lluvia de un clima tropical o subtropical.
  3. Suelo. La planta de té necesita de suelos ácidos para su desarrollo.

Cada país, cada región, incluso cada jardín dentro de una determinada región, tienen condiciones diferentes, sobre todo de altitud y de suelo. Por más o menos que varíe la acidez del suelo, el resultado será una hoja diferente.

Otro asunto que también afecta es el sistema de producción del té. Por norma general se cosecha a mano, pero en determinados lugares se recolecta con máquinas. Este caso de maquinaria se da particularmente en Japón, aunque centrándonos en los ejemplos del té negro en otros países, el uso de maquinaria puede afectar levemente a su sabor.

El asunto es que recolectando a mano, las hojas no sufren tanto como con máquina. Con maquinaria las hojas pueden romperse y comenzar a oxidarse levemente, que según algunos agricultores, esta leve y temprana oxidación, puede producir un pequeño matiz en el sabor, aunque es prácticamente inapreciable.

Pin It on Pinterest