Canela en rama y en polvo

Cinnamomum verum

La canela se obtiene de un árbol, de hecho, se trata de su corteza interna. Este árbol es de hoja perenne, tiene flores amarillas y da un fruto de color morado. El árbol de la canela es originario de Sri Lanka, lugar donde se produce también el té Ceylon. En estos hermosos paisajes puede llegar a alcanzar los 18 metros en estado salvaje. En campos de cultivo se poda constantemente para que no supere poco más de los dos metros de altura.

La canela tiene un uso mágico a lo largo de la historia. Aparece en libros sagrados como la Biblia o la Torá e incluso consta que se usaba ya en el 500 a.C. en el antiguo Egipto como preparado para preparar a los difuntos.

La canela se obtiene en época de lluvias, cuando la humedad permite la mejor obtención de la corteza. Para ello se produce un pelado de la corteza externa y luego la corteza interna se corta en tiras para enrollarse formando tubos que se dejan secar al sol. En este video se muestra visualmente el proceso:

 

 

El uso de la canela en el té está muy asociado a los tés de otoño e invierno. Queda deliciosa como único ingrediente en el té negro y en el Pu Erh, aunque esto no impide decir que conjunta perfectamente con un té blanco o té verde. La canela es un estupendo antiséptico, al igual que es carminativa y estimulante calorífico.

El té de canela tiene propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, y ayuda a la circulación. También el Pu Erh con canela, sin azúcar, ayuda a regular el azúcar en sangre. La tradición cita a la canela como ingrediente afrodisiaco, pero realmente no hay ninguna evidencia científica que lo demuestre.

Como ingrediente lo encontramos en muchas de las recetas y blends más populares del mundo como Chais, o el famoso té Paquistaní. Por norma general todos los tés negros con canela quedan perfectamente complementados con unas gotas de leche en la taza.

Pin It on Pinterest